¿CÓMO PODEMOS ADQUIRIR EL HABITO DE DESAYUNAR?

En la infancia y en la adolescencia (  etapa de máximo crecimiento) El Desayuno juega un papel decisivo en el desarrollo. En los adultos permite  mantener una dieta equilibrada y en las personas mayores  además de ser una comida apetecible y deseada, presenta la ventaja de incluir  alimentos fáciles de conservar, preparar y digerir.

Las razones alegadas para omitir El Desayuno son diversas destacando por ejemplo (   no me apetece –  me sienta  mal estoy cansado no tengo tiempo tengo que prepararlo yo mismo –  es tarde).

Cuando un niño es responsable de prepararse  por si mismo El Desayuno, la posibilidad que no lo tome es mayor. No hay que olvidar que estos hábitos pocos saludables instalados en la infancia, serán posteriormente muy difíciles de corregir en el adulto. Se  a observado que durante los fines de semana o las vacaciones aumenta  no solo el tiempo dedicado a El  desayuno sino también el numero de personas que lo comparten. Es importante variar el menú al igual que se hace  con el almuerzo y la cena.

Hay un dicho conocido que dice que para alimentase bien,  se debe Desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como  mendigos, los Argentinos comemos exactamente al revés Desayunamos como mendigos, almorzamos mas de la cuenta y cenamos opípara mente, con el agravante  que lo hacemos tarde  y nos acostamos enseguida, la consecuencia es  la falta de apetito por la mañana y un Desayuno pobre o ausente.

Varié diariamente  El desayuno, evite la monotonía y disfrute con esta comida.

Desayunar es mas que tomar un café, pues el café o las infusiones no aportan prácticamente ningún nutriente. El desayuno debe incluir alimentos de los cuatro grupos básicos; lateos, cereales, frutas y azúcares.

Un pensamiento en “¿CÓMO PODEMOS ADQUIRIR EL HABITO DE DESAYUNAR?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *